¿Por qué Coach Educativo?

Cuándo estudiaba mi primera carrera universitaria, en el cuarto semestre, realicé mi labor social, era un requisito de la carrera, en esta oportunidad fui enviado junto con algunos de mis compañeros a un colegio nacional de nivel secundaria ubicado en un barrio de la ciudad donde vivía. La actividad consistía que durante el semestre y con los conocimientos que habíamos adquirido hasta ese momento en los cursos de la universidad, diéramos clases de inglés y otras áreas a los estudiantes que no tenían profesor, era muy común encontrar colegios del estado donde faltaban docentes en diferentes áreas así que nos tocó dar varios cursos para que ellos pudiesen completar los conocimientos necesarios para poder aprobar el año.

Esta experiencia marcó completamente mi vida, despertó mi verdadera vocación y mi pasión por la educación. Apenas tenía 18 años y un gran deseo por enseñar y ayudar a otros, poder optimizar el aprendizaje propio y así poder brindar esta experiencia a los demás. Este hecho hizo que comenzara a estudiar educación. Estudiaba las dos carreras al mismo tiempo y en el tiempo que tenía libre realizaba suplencias cortas en diferentes colegios; después de los 20 años de edad, habiendo avanzado en los estudios pedagógicos comencé a trabajar en instituciones educativas.

Este proceso educativo personal y constante me llevó a realizar un diplomado en el año 2016 que subiría este deseo de ayudar a los demás al siguiente nivel, fueron 8 meses de un proceso de transformación dónde conocí el coaching con programación neurolingüística y comencé a aplicarlo con mis estudiantes en las clases, veía el impacto grandioso y positivo que este producía en ellos. Recuerdo que durante el diplomado uno de los ejercicios que nos pidieron realizar, fue hacer varios dibujos con nuestras metas a corto, mediano y largo plazo. Yo dibuje un gran edificio, cuando la coach me preguntó que significaba el dibujo, le dije, el espacio será una escuela de coaching con PNL para adolescentes y jóvenes, esa es una de mis grandes metas.

Surgen nuevos espacios para desarrollar esta experiencia con el Instituto Nacional de Cooperación Educativa, dictaba talleres para adolescentes y jóvenes que habían abandonado sus estudios y querían aprender un oficio, estaba a cargo de talleres de motivación al logro, herramientas para el cambio, valores en acción entre otros y todos diseñados por mi y pensados desde el coaching y la PNL. Cada taller y sesión escuchaba tantos sueños, sentía tantos deseos de superación, tantas emociones naciendo de esos adolescentes y jóvenes, una energía extraordinaria perdiéndose por falta de enfoque, por situaciones, creencias limitantes, virus mentales , por falta de apoyo y por no creerse el cuento del gigante dentro de ellos.

En 2018 vengo a vivir a Lima, y comienzo a trabajar en diferentes colegios, y a mitad del año 2019 retomo el coaching con adolescentes y jóvenes, y vuelvo a conectar con este camino, y es aquí donde me encuentro, caminando hacia la consolidación de ese gran sueño. Con la misma pasión y energía que cuando inicié en este proceso de transformación, trabajando cada día para convertirme en la mejor versión de mi y brindando herramientas para impactar la vida y la educación de todos los que Dios me permita alcanzar. Mi mayor satisfacción es ver a mis coachee, proyectados, sintonizando sus emociones con sus metas, logrando lo que se propongan, conscientes de que cada situación es una oportunidad de aprendizaje y de crecimiento, descubriendo el potencial interno inagotable que tienen así como del liderazgo de alto impacto que estos pueden llegar a desarrollar desde su visión de futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *